NUESTROS PROGRAMAS

La mayoría de las organizaciones se enfocan en una sola área, salud, educación o económica. Casa del Alfarero brinda cinco programas integrales a través de los centros comunitarios: Desarrollo Familiar, Educación, Salud y Nutrición, Micro-Empresa y Desarrollo Comunitario. Vida Cristiana, es nuestro mayor énfasis por lo que compartimos del amor de Dios a través de caminatas de oración, devocionales diarios y estudios bíblicos adaptados a diferentes edades, motivamos a las comunidades a caminar de la mano de Dios.

DESARROLLANDO UNA COMUNIDAD

Nuestro enfoque es reconectar a la familia en unidad enseñándoles a como amarse y apoyarse entre ellos. Enseñamos como comunicarse de manera eficaz el uno con el otro, utilizando palabras con amor y amabilidad.

Equipamos de manera integral la vida de los Tesoros desde primaria hasta la universidad. No solo damos enseñanzas académicas sino también les enseñamos los valores y principios cristianos. Buscamos maneras de mejorar el aspecto cognitivo y emocional de los niños a través de diversas actividades.

Brindamos atención médica a los Tesoros, tratamos diversas enfermedades y los apoyamos cuando padecen de enfermedades crónicas. A la vez, los educamos en la prevención de diversas enfermedades. Proveemos comidas nutritivas que les ayudan a alcanzar el peso y talla ideal.

Damos recursos financieros y formación a dueños de pequeños negocios; empoderándolos para hacer crecer su negocio y así mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Promovemos la participación y colaboración de la comunidad al buscar soluciones para sus problemas; a través de la implementación de proyectos comunitarios- infraestructura, equipamiento y evangelismo. Entrenamos a líderes comunitarios para desarrollar su propia comunidad.

LO QUE DICEN LOS TESOROS

“Estoy emocionada de formar parte del Club de los Tesoros, cuando veo los rostros de los pequeños ángeles cuando les doy un abrazo o les hablo acerca de Dios, ¡no podría cambiar eso por nada en el mundo! Sé que el Señor me ha llamado a ser luz a esos niños.” -Beberly

“Cuando era pequeño sentía odio y rencor hacia mi padre. Pero cuando conocí a Dios, Él me enseñó el perdón. Ahora yo quiero enseñar a otros niños el beneficio de ser perdonado por el Señor, y perdonar a otros.” -Kelvin

“Mi hermana y yo pensamos que todo iba mejorando cuando de repente un día nuestra mamá nos abandonó. Cualquiera en esta situación se hubiera vuelto contra Dios, pero a través de los principios cristianos que Casa del Alfarero me enseñó pude continuar confiando en Él.” -Sandy

DÓNDE TRABAJAMOS

Queremos empoderar al pobre en toda Guatemala para que hagan cambios significativos en sus propias vidas, comunidades y nación.