NUESTROS PROGRAMAS

DESARROLLANDO UNA COMUNIDAD

La mayoría de las organizaciones se enfocan en una sola área, salud, educación o económica. Casa del Alfarero brinda cinco programas integrales a través de los centros comunitarios: Desarrollo Familiar, Educación, Salud y Nutrición, Micro-Empresa y Desarrollo Comunitario. Vida Cristiana, es nuestro mayor énfasis por lo que compartimos del amor de Dios a través de caminatas de oración, devocionales diarios y estudios bíblicos adaptados a diferentes edades, motivamos a las comunidades a caminar de la mano de Dios.

DESARROLLO FAMILIAR
Es el programa que promueve la identidad familiar basada en principios Cristo-céntricos, para que cada miembro asuma apropiadamente el rol que le corresponde.

EDUCACIÓN
Programa que fortalece y complementa la educación de niños y jóvenes para que continúen su desarrollo y sean de influencia a su familia, comunidad y nación.

SALUD Y NUTRICIÓN
Programa que fomenta hábitos y acciones para que niños, jóvenes y sus familias tengan una vida saludable.

MICRO-EMPRESA
Programa que genera oportunidades de emprendimiento y desarrollo económico para que niños y jóvenes crezcan en un entorno diferente al de la pobreza. Convirtiéndolos en empresarios de éxito, generosos y buenos mayordomos con temor de Dios.

DESARROLLO COMUNITARIO
Programa que promueve el liderazgo participativo de sus comunidades para la gestión de soluciones y facilita recursos para la atención de necesidades básicas.

VIDA CRISTIANA
Es el enfoque principal de CDA, todo lo que realizamos es una excusa para presentar el amor de Dios. En el 2018 se refuerza el trabajo implementando acciones de Vida Cristiana en los 5 programas con estrategias que promueven una relación personal con Dios.

LO QUE DICEN LOS TESOROS

“Estoy emocionada de formar parte del Club de los Tesoros, cuando veo los rostros de los pequeños ángeles cuando les doy un abrazo o les hablo acerca de Dios, ¡no podría cambiar eso por nada en el mundo! Sé que el Señor me ha llamado a ser luz a esos niños.” -Beberly

“Dios es mi motivación para salir adelante. Mi abuela siempre me decía que yo podía ser alguien en la vida y progresar, decidí dar lo mejor de mí y devolver con buenas notas, esfuerzo y responsabilidad todo lo que Casa del Alfarero y mis patrocinadores hacen por mí, ellos son ángeles que Dios envió.” -Denice

“Mi hermana y yo pensamos que todo iba mejorando cuando de repente un día nuestra mamá nos abandonó. Cualquiera en esta situación se hubiera vuelto contra Dios, pero a través de los principios cristianos que Casa del Alfarero me enseñó pude continuar confiando en Él.” -Sandy