¡La pobreza tiene solución!
Las personas pueden superarla, solo necesitan las oportunidades para hacerlo. Con más de 31 años de experiencia y con el objetivo de reducir la pobreza en Guatemala, Dios nos reveló la Estrategia 3-1-3.

VER VIDEO

3 ETAPAS DEL
PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DEM

Todo empieza con el cambio a nivel individual, de adentro hacia afuera; por lo cual animamos a las personas a tener una relación persona con Dios.

El desarrollo de una persona es un proceso de largo plazo, trabajamos con ellos desde que son niños, hasta la juventud; ofreciendo un desarrollo integral a través de 5 programas.

Con el tiempo, los Tesoros adquieren conocimientos y habilidades que les permiten valerse por sí mismos, hasta ser responsables y capaces del desarrollo de su familia y comunidad.

Para tener un efecto multiplicador, retamos a los Tesoros a que salgan de su comunidad y compartan con otros lo que han aprendido.

1 CENTRO COMUNITARIO

Los centros comunitarios, son el espacio físico desde el cual se facilita el proceso de transformación. Estos se establecen en puntos estratégicos alrededor de Guatemala, para ello, hemos recorrido el país identificando comunidades con altos índices de pobreza que afenctan a la niñez y juventud.

En conjunto con los líderes locales, trabajamos para elaborar un diagnóstico usando el modelo de las “8 formas de pobreza”. Se ejecutan proyectos piloto enfocados en niños y jóvenes con una participación activa de la comunidad. Por último, se establece el centro comunitario, equipado para cubrir principalmente las necesidades de niños y jóvenes de esa comunidad.

CONOCE MÁS

3 ÁMBITOS DE IMPACTO

Creemos que una persona que supera la pobreza y tiene una relación personal con Dios, será de influencia a (a) su Familia, luego la familia generará cambios en (b) su comunidad y al transformar las comunidades, éstas generarán un cambio positivo en (c) la nación.